Miles de piezas de LEGO han servido como "ladrillos" al arquitecto Adam Reed Tucker para realizar una decena de réplicas a escala de emblemáticos edificios de todo el mundo, como el Empire State, la torre Burj Khalifa o la Casa Blanca.