El portero del Real Madrid Iker Casillas aseguró hoy que será un "reto personal bonito" ser el único capitán del equipo tras la marcha de Raúl y de Guti, unas ausencias que han dejado en el jugador una sensación de "nostalgia y pena".