Bibi Aisha recuperará su nariz. La joven afgana, de 18 años, se hizo conocida por las fotografías que público la revista Time, en las que aparecía con las mutilaciones que le hizo la familia de su marido. Le cortaron la nariz y las orejas, en castigo por huir de ellos.