Un raro diamante amarillo del tamaño y forma aproximados de una púa de guitarra se vendió hoy por 6,57 millones de dólares en Nueva York, donde fue la pieza estrella de una millonaria subasta de joyas que celebró la compañía Christie's.