Coca-Cola, el mayor fabricante de refrescos del mundo, anunció hoy que ha cambiado por primera vez desde 1925 la ubicación de la fórmula de la más famosa de sus bebidas, uno de los secretos industriales mejor guardados de la historia.