México Internacionales -  24 de abril 2012 - 13:20hs

Ataque a sede de Policía y 7 asesinatos en ciudad mexicana

Monterrey ( EFE ) Siete personas fueron asesinadas ayer en Nuevo Laredo, norte de México, en una jornada violenta a la que se sumó hoy el ataque con un explosivo contra la sede de la Policía municipal de la ciudad, que no dejó muertos pero sí daños materiales, informaron fuentes municipales y estatales.

Un portavoz de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) dijo a Efe que alrededor de las 08.00 hora local (13.00 GMT) desconocidos a bordo de un vehículo lanzaron un artefacto, presumiblemente una granada, contra la sede policial local, un ataque que dejó a un civil herido, un automóvil calcinado y otro dañado.

Medios locales informan además que tras el suceso se desató en la zona, ubicada en la zona conocida como Santa Fe, en el oeste de la ciudad, un tiroteo entre el Ejército y los supuestos agresores.

Sobre el blanco del ataque, la sede de la Policía municipal, hubo únicamente que registrar daños materiales, agregaron las mismas fuentes.

Fuentes policiales de Laredo (Texas, EE.UU.) consultadas por Efe dijeron también que los cuatro puentes internacionales que comunican México y Estados Unidos funcionan con normalidad.

La Fiscalía de Tamaulipas detalló además que en la tarde-noche de ayer hubo en esta urbe fronteriza con Laredo dos tiroteos que dejaron siete personas muertas que no han sido identificadas.

El recrudecimiento de la violencia en la fronteriza Nuevo Laredo, un bastión de la organización criminal de Los Zetas, tiene al parecer que ver con una mayor presión de las autoridades contra líderes de ese grupo criminal, y con un supuesto enfrentamiento de Los Zetas contra sus rivales del cártel de Sinaloa.

La situación de violencia se ha intensificado en los últimas diez días en una ciudad patrullada por el Ejército mexicano, que desde hace un año asumió las labores de seguridad pública en la urbe debido a la corrupción de las policías que actuaban en la zona.

El pasado 17 de abril, los cadáveres de 14 hombres de entre 30 y 35 años fueron hallados dentro de un vehículo estacionado a un costado de la Alcaldía de Nuevo Laredo, el suceso más destacado de los recientes.

En el último mes, el Ejército ha golpeado con dureza a Los Zetas y en uno de sus operativos murió Francisco Medina Mejía, alias "El Quemado", el 4 de abril.

Antes, el 14 de marzo, los soldados capturaron a Carlos Alejandro Martínez Escobedo, alias "El Fabiruchis", quien había asumido la dirección de Los Zetas en la zona después de que Gerardo Guerra Valdez, alias "El Guerra", muriera en un enfrentamiento con personal militar el primero de marzo pasado.

En esta nota: