El derecho a la tierra y el respeto a la cultura caldean los debates de los pueblos indígenas de medio mundo reunidos en las afueras de Río de Janeiro para llamar la atención de los gobernantes durante la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20.