Foto de Eduardo Arellano Félix, cedida por la Secretaría de Seguridad Pública de México, quien el viernes se declaró culpable en un acuerdo con la fiscalía fedreral de Estados Unidos que le significará 15 años de prisión

Agencia AP

SAN DIEGO, California, EEUU (AP). El último de los hermanos Arellano Félix, que fundaron un tristemente célebre cártel del narcotráfico mexicano, se declaró culpable el viernes en San Diego de ayudar a enviar cientos de millones de dólares en ganancias de las drogas desde Estados Unidos.

Eduardo Arellano Félix se declaró culpable bajo un acuerdo con la fiscalía federal que le significará 15 años de prisión. Una vez que cumpla la sentencia será deportado a México.

Publicidad

El médico de 56 años reconoció que tuvo un papel muy importante en las finanzas del cártel de los Arellano Félix entre 1986 y 2002.

Como parte del acuerdo, los fiscales le retirarán cargos de actividades delictivas organizadas y confabulación para traficar drogas.

Publicidad

Eduardo fue el último de los cuatro hermanos Arellano Félix en caer en operaciones de las autoridades. Tanto México como Estados Unidos realizaron numerosos esfuerzos para desmantelar un cártel que llegó a controlar buena parte del comercio de drogas ilegales a lo largo de la frontera entre los dos países.

Uno de los hermanos que fundó el cártel con sede en Tijuana ya falleció y otros dos están en prisión.

Publicidad

Publicidad