BEIRUT Internacionales -  12 de febrero 2014 - 14:11hs

Aviación siria bombardea aldea rebelde

La aviación siria bombardeó el miércoles una aldea insurgente cerca de la frontera libanesa, dijeron los activistas, mientras los líderes opositores en Ginebra instaron a Rusia a presionar al gobierno para evitar el colapso de las negociaciones de paz.

Una segunda ronda de negociaciones que se inició el lunes en Ginebra enfrenta problemas, mientras los delegados del gobierno y la oposición intercambian acusaciones y se muestran incapaces de ponerse de acuerdo sobre una agenda común.

La ONU dijo que un encuentro de altos funcionarios estadounidenses y rusos, que respaldan el proceso, con el mediador Lajdar Brahimi se realizará el jueves, un día antes de lo previsto.

Las conversaciones han estado acompañadas de un fuerte aumento de la violencia sobre el terreno en Siria. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que al menos 4.959 personas han muerto en el país en las tres semanas transcurridas desde el 22 de enero, cuando se inició la primera ronda de negociaciones en Suiza.

El grupo, que documenta los combates sobre el terreno a través de una amplia red de activistas, dijo que el período ha registrado el mayor número de muertos desde que comenzó el levantamiento contra Bashar Assad en marzo de 2011. En un comunicado, pidió la suspensión de las conversaciones en Ginebra si no producen un cese inmediato de todas las operaciones militares.

Por su parte, las tropas bombardearon el miércoles Yabroud, el último reducto insurgente en la región montañosa siria de Qalamoun. Respaldado por combatientes libaneses de Jezbolá, el ejército sirio ha participado en una ofensiva aplastante desde principios de diciembre.

Los activistas reportaron intensos combates en Yabroud entre fuerzas leales a Assad y los insurgentes que intentan derrocarlo. El Observatorio dijo que la aviación realizó por lo menos 10 bombardeos el miércoles.

En Líbano hacían preparativos para recibir más desplazados sirios que huían de la zona.

El pueblo de Yabroud ha sido controlado por la oposición durante gran parte de los 3 años de guerra civil de Siria. Los musulmanes sunís libaneses se unieron a los insurgentes sirios contra las fuerzas de Assad, trayendo armas y suministros para los combatientes de la oposición desde Arsal, una aldea en el lado libanés de la frontera.