BEIRUT Internacionales -  14 de febrero 2014 - 16:54hs

Coche bomba frente a mezquita siria; muchos mueren

Decenas de personas murieron cuando un coche bomba estalló frente a una mezquita en un pueblo del sur de Siria en control de los rebeldes, dijeron activistas de oposición. El estallido se produjo en momentos en que los feligreses salían del templo al concluir las plegarias del viernes y numerosos heridos fueron conducidos a hospitales y clínicas.

La explosión en Yadouda destruyó vehículos estacionados en el lugar y dañó la mezquita, según imágenes de video cargadas por activistas que luchan para derrocar al presidente Bashar Assad.

Yadouda está en la provincia sureña de Dara, el foco del levantamiento contra Assad que comenzó con protestas pacíficas en marzo de 2011 y derivó en una guerra civil que ha dejado más de 130.000 muertos.

No se conocía por el momento el motivo de la explosión, que según distintos activistas dejó entre 29 y 43 muertos. La televisión estatal confirmó el hecho pero dijo que solo murieron tres personas.

Los coches-bomba han sido usados frecuentemente por extremistas islámicos tanto contra el gobierno como contra rivales moderados en el movimiento de oposición encabezado por suníes. Se sabe que las fuerzas del gobierno también han apelado a vehículos cargados de explosivos y ambos bandos se acusan mutuamente de ataques a mezquitas.

Un activista en la región cercana de Quneitra, Jamal al-Golani, dijo que la explosión mató a por lo menos 29 personas, de las cuales 18 fueron identificadas. Dio a The Associated Press una lista de nombres de los muertos identificados.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Siria, que usa una vasta red de activistas locales, dijo que murieron 32 personas, incluso un niño y 10 rebeldes.

Otro activista en Dara, Ahmad al-Masalmeh, dio la cifra de 43 muertos. Dijo que el coche-bomba estalló cerca de un tanque de diésel y causó un incendio que dejó "algunos cadáveres irreconocibles". La mezquita es conocida como Ammar bin Yaser, aunque algunos la llaman al-Baraa bin Thabet, dijo al-Masalmeh.

Las clínicas del pueblo y zonas vecinas recibieron numerosos heridos y por altavoces se pidió a los residentes que donaran sangre. Al-Masalmeh agregó que algunos de los heridos fueron llevados tras la frontera a Jordania para recibir tratamiento.

"Los hospitales están abrumados con los heridos", dijo por medio de Skype.

Videos cargados en línea por activistas mostraron vehículos calcinados frente a la mezquita de cúpula blanca. El video parecía genuino y coincidió con otras versiones de The Associated Press sobre los hechos.