BEIRUT Internacionales -  15 de febrero 2014 - 16:35hs

Siria bombardea pueblo cerca del Líbano

Las fuerzas del gobierno sirio bombardearon el sábado una ciudad en control de los rebeldes cerca de Líbano y obligó a muchos residentes a huir cruzando la frontera, dijeron activistas.

Mientras tanto, un grupo activista dijo que la cifra de muertos en el conflicto sirio de tres años ha alcanzado los 140.000. El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que se trata de civiles, rebeldes, militares, milicianos progubernamentales y combatientes extranjeros.

El grupo basa su recuento en informaciones suministradas por una red de informantes en el terreno. Agregó que la violencia se ha intensificado recientemente, con más de 3.400 muertos en lo que va de este mes aun cuando el gobierno y la oposición participan en conversaciones de paz en Ginebra. Desde el 22 de enero, cuando empezaron las conversaciones, han muerto 5.792 personas.

El mediador de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, puso fin el sábado a apenas media hora de conversaciones directas entre el gobierno sirio y la oposición. El futuro de las negociaciones está en duda y no se ha fijado fecha para una tercera sesión.

La oficina de derechos humanos de la ONU dijo en enero que ha dejado de hacer su propio recuento de los muertos en Siria porque ya no puede verificar las fuentes de información que le permitieron calcular por lo menos 100.000 a fines de julio.

Asimismo el sábado, el principal grupo de oposición en el exilio, la Coalición Nacional Siria, dijo que su líder entró en áreas en control de los rebeldes en la provincia de Idlib el viernes. Rebeldes moderados luchan allí contra las fuerzas del gobierno en un frente y en otro contra el estado islámico de Irak y el Levante.

"He venido para decirles que estoy con ustedes. Estamos vinculados con esta tierra y no comprometeremos los valores de esta revolución. Nos desharemos de esta familia corrupta y criminal que ha regido este país durante décadas", dijo Ahmad al-Jarba, según una declaración de la coalición. La referencia es a la dinastía Assad que gobierna Siria desde 1970.

No fue la primera visita de al-Jarba a las zonas en poder de los rebeldes, pero es significativa porque tiene lugar en momentos en que las conversaciones de paz de Ginebra parecen no ir a ningún lado. Al-Jarba pasa gran parte de su tiempo en Turquía.

El Observatorio dijo que el gobierno concentró su cañoneo en el pueblo de Yabroud, como también en las poblaciones cercanas de Sihil y Falita. No había información inmediata sobre bajas.