EFE

Japón, uno de los países más envejecidos del mundo, busca soluciones para la creciente demanda en el cuidado de ancianos, un sector que promete brindar una gran rentabilidad económica en el futuro.