Guatemala Internacionales - 

Guatemala desconoce situación de miles de menores que emigraron a EEUU

Guatemala solicitó a las autoridades estadounidenses informes sobre la situación de niños guatemaltecos interceptados por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, unos 28.000 desde 2009 según la prensa local, muchos ya reunidos con sus familiares en ese país, afirmó este jueves el canciller Fernando Carrera.

"No se tiene conocimiento exacto de la cantidad de niñas, niños y adolescentes que han sido reunificados con sus padres o familiares (en EEUU) para su resguardo, mientras se resuelve su situación migratoria", afirmó el canciller a la prensa local.

Carrera señaló que la Cancillería y la Embajada de Guatemala en Washington "han solicitado a las autoridades estadounidenses que se cumpla con la notificación consular y la de reunificación familiar".

El jefe de la diplomacia guatemalteca estimó que la mayoría de esos menores fueron entregados a sus familiares que residen en Estados Unidos, pero nunca recibieron notificación de las autoridades norteamericanas.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, publicados por el diario guatemalteco Prensa Libre, de 2009 hasta ahora han interceptado a 28.770 menores del país centroamericano, pero la Dirección General de Migración de Guatemala reporta solo 2.270 deportados en ese lapso.

Ante ello, el director de la Asociación Refugio de la Niñez, Leonel Dubón, pidió a las autoridades guatemaltecas investigar qué sucedió con los menores.

"Ni el gobierno anterior ni el actual han respondido de manera adecuada al fenómeno de la niñez migrante. Parece que les conviene más que se vayan y manden remesas", lamentó el activista.

Rosa Leal, esposa del presidente guatemalteco Otto Pérez, concluyó la víspera una viaje de cuatro días para visitar a menores migrantes centroamericanos albergados en el estado de Arizona (EEUU) y sugirió mejorar las condiciones de atención a los menores.

El pasado 19 de junio, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, realizó una visita relámpago a Guatemala para discutir con gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México sobre el éxodo masivo de niños que emigran sin documentos en busca de sus familias, y que plantea un dilema a las autoridades norteamericanas.

El vicepresidente dejó claro que su país deportará a los niños que han emigrado o emigren sin documentos, descartando un trato migratorio especial para los infantes.

Cifras estadounidenses indican que del 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013, fueron interceptados 24.493 menores que ingresaron clandestinamente a Estados Unidos sin la compañía de un adulto, procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala.

En los ocho meses siguientes, la cifra se incrementó a más de 47.000, un fenómeno que el presidente estadounidense Barack Obama ha calificado de crisis humanitaria.

FUENTE: AFP