EFE

El Gobierno de Filipinas anunció que dejará de enviar trabajadores a Sierra Leona, Guinea y Liberia, donde se ha detectado un brote de ébola que ha causando la muerte de más de 700 personas, informan hoy los medios locales.

El secretario filipino de Sanidad, Enrique Ona, indicó en rueda de prensa este martes que la medida temporal ya está siendo implementada.

Publicidad

El personal sanitario se encuentra en "alerta" para detectar posibles síntomas entre las personas que hayan viajado a algunos de estos países de África Occidental, apuntó el político.

Cinco filipinos que regresaron al país desde Sierra Leona se encuentran en observación, mientras otros díez fueron dados de alta al resultar negativas las pruebas sanitarias realizadas.

Publicidad

La enfermedad -que se transite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Es la primera vez que surge un brote en África Occidental, y la escala de la epidemia no tiene precedentes, con 1.323 casos registrados y 729 fallecimientos en Sierra Leona, Liberia y Guinea desde marzo de 2014.

Unos 3.700 filipinos viven o trabajan en Sierra Leona, Guinea y Liberia, según las cifras aportadas por el Ministerio de Exteriores.

Publicidad

Publicidad