EE.UU. Internacionales -  19 de noviembre 2014 - 08:57hs

Gran ventisca en Nueva York hiela el resto de EEUU

Una feroz tormenta de nieve ha hecho que se acumulen enormes pilas de nieve en partes del estado de Nueva York, atrapando a residentes en sus casas y a conductores en carreteras, mientras las temperaturas en los 50 estados cayeron a niveles bajo cero.

Incluso los acostumbrados habitantes de Buffalo fueron sorprendidos con la guardia baja el martes mientras en algunas partes de la ciudad se acumulaban más de 4 pies de nieve (1,2 metros). Las autoridades dicen que la cantidad total de nieve el miércoles por la tarde puede superar los 6 pies (1,8 metros) de altura en las zonas más afectadas del sur de Buffalo, y para el jueves se espera otra tormenta.

Las bajas temperaturas afectaron a todo el país el martes, provocando un record de registros bajos más propio de enero que de noviembre. Los fuertes vientos y las carreteras heladas causaron accidentes, cierre de escuelas municipales y retrasos desde el medio oeste al sur, incluso donde las nevadas eran escasas o nulas.

La tormenta provocó al menos seis muertes en Nueva York, New Hampshire y Michigan.

"Hemos estado intentando salir de nuestra casa, y tuvimos suerte de poder retirar la nieve con una pala para poder abrir la puerta", dijo Linda Oakley, de Buffalo. "Estamos pensado que en caso de emergencia al menos podremos llegar a la puerta. No podemos ir más allá".

La ventisca obligó a los ocupantes de 150 vehículos, incluyendo el autobús de un equipo de baloncesto femenino, a pasarla dentro de ellos. Esperaron durante horas, alguno incluso más de un día, para ser liberados. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, movilizó a 150 miembros de la Guardia Nacional para ayudar a limpiar las vías atascadas por la nieve y retirar los vehículos abandonados.

Pero a primera hora del miércoles, un funcionario de la autopista Thruway dijo la mayoría de los turismos habían sido retirados.

"Parecía una pesadilla, que no iba a terminar nunca", dijo Bryce Foreback, de 23 años y de Shicora (Pennsylvania), a The Associated Press vía telefónica cuando llevaba 20 horas esperando por ayuda. "No he dormido en unas 30 horas y sigo esperando a salir de aquí".

En una región acostumbrada a tormentas de nieve que colapsan las carreteras, esta ha sido calificada como la peor que se recuerda. La nieve arrastrada por fuertes vientos obligó al cierre de un tramo de 132 millas (212 kilómetros) de la autopista Thruway, la principal vía que cruza el estado de Nueva York.

En New Hampshire y en otros lugares, las carreteras heladas provocaron accidentes. Las tormentas "efecto lago" en Michigan produjeron fuertes vientos y unas 18 pulgadas (unos 45 centímetros) de nieve, y cancelaron varios vuelos en el aeropuerto Grand Rapids.

En las montañas de Carolina del Norte cerraron las escuelas por los vientos tempestuosos y las carreteras cubiertas de hielo. En Indiana, tres bomberos resultaron heridos cuando un semitrailer golpeó un camión de bomberos en una autopista nevada.

En Atlanta, los turistas Morten y Annette Larsen, de Copenhague, se vieron sorprendidos por las bajas temperaturas mientras tomaban fotos del monumento a los Juegos Olímpicos de 1996 en el parque olímpico.

"Hace tanto frío como el que hace en Dinamarca ahora. No lo esperábamos", dijo Larsen, moviendo una mano fuera de su chaqueta vaquera, abotonada por encima de una sudadera.

En esta nota: