SANTA FE Internacionales -  20 de marzo 2015 - 19:14hs

Senado de Nuevo México aprueba 2 tipos de licencias de conducir

El Senado de Nuevo México aprobó este viernes un proyecto de ley que de licencias de conducción que continua otorgando al documento a personas que están en el país sin autorización.

El acuerdo logrado sobre el tema contempla la emisión de dos tipos de licencia, una que cumple las exigencias federales de identificación y otra que no.

La iniciativa, patrocinada por los senadores Stuart Ingle, republicano por Portales, y John Arthur Smith, demócrata por Deming, fue aprobada en ese foro en una votación de 35 a favor y 5 en contra.

Sin embargo, como el período legislativo de sesiones concluye el sábado, no parece probable que la Cámara vote sobre la medida.

La Cámara rechazó el mes pasado una enmienda similar a la propuesta de los dos senadores y aprobó otra para poner fin a la práctica de dar licencia de conducción a personas aunque no puedan probar que están en el país sin autorización.

La Comisión de Asuntos Públicos del Senado enmendó el jueves esa iniciativa para reflejar la redacción del proyecto de ley de Ingle y Smith, pero todo se quedó ahí.

La legislatura estatal trata desde hace años el espinoso asunto de dar licencia de conducción a personas que se sospecha que están ilegalmente en el país. Autoridades estatales calculan que han emitido más de 100.000 licencias desde que Nuevo México se convirtió en uno de los primeros estados en 2003 en ofrecer licencia a los inmigrantes sin tomar en cuenta su estatus inmigratorio.

"Obviamente, es controversial, pero esperamos que estemos haciendo lo mejor para Nuevo México", dijo Smith.

Ingle dijo que fue una decisión difícil. "Tenemos que avanzar de alguna manera que solucionar este asunto", dijo.

La gobernadora Susana Martínez, la primera gobernadora hispana de la nación, ha presionado por derogar la ley desde que la eligieron en 2010. El despacho de Martínez ha sugerido que los senadores demócratas escogieron el empantanamiento sobre el acuerdo al no respaldar la medida aprobada en la Cámara.

Los que respaldan la derogación de la ley de 2003 dicen que las encuestas muestran que la mayoría de los habitantes del estado quieren dar marcha atrás a la medida y alegan que hacerlo ayudaría a evitar el fraude y a lograr que el estado cumpla las exigencias federales de identificación.

El senador Sander Rue, republicano por Albuquerque, quien votó contra la propuesta de los dos tipos de licencia, dijo que apoyar la medida sería equivalente a condonar el comportamiento ilegal.

Diez estados ya ofrecen licencia de conducción a los inmigrantes no autorizados.