La beatificación del Monseñor Romero será este fin de semana. Foto/AFP

AP

La imagen de monseñor Oscar Arnulfo Romero dirige su mirada hacia el oriente de la capital salvadoreña, su mano derecha alza una cruz y con la izquierda abraza una biblia contra su pecho.

La estatua está ubicada frente a la Plaza El Salvador del Mundo, donde se alza un monumento de 18 metros de alto con una columna que sostiene un globo terráqueo y culmina con la imagen del patrono del país, con una mano al cielo y la otra hacia la tierra.

Publicidad

El templete para la beatificación el sábado del arzobispo asesinado en 1980 está casi listo. Algunos trabajadores afinan los últimos detalles en la plaza que albergará a los invitados especiales a la ceremonia celebrada por el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, cardenal Angelo Amato, y el arzobispo de San Salvador, monseñor Luis Escobar Alas.

Dentro de una urna las autoridades eclesiales colocaron la reliquia de Romero: la camisa que usaba cuando recibió un tiro en el corazón mientras oficiaba misa el 24 de marzo de 1980.

Publicidad

Los feligreses se preparan para participar en la vigilia que comenzará con la Procesión de la Luz que sale desde la catedral de San Salvador, en el centro de la ciudad y donde se encuentra la cripta con los restos de Romero, hasta los alrededores de la plaza ubicada en la zona norponiente de la capital en un recorrido de cuatro kilómetros.

Para Daniel Portillo, de 27 años y miembro de una comunidad católica del sur de la capital, realizar la beatificación en la Plaza de El Salvador del Mundo es "darle la espalda al pueblo" que esperaba que fuera en la Plaza Cívica, frente a la catedral y que ha sido testigo de momentos importantes para el país, masacres o conmemoraciones.

Las autoridades esperan la participación de más de 260.000 personas en la plaza y sus alrededores, en un radio de 5,6 kilómetros cuadrados. En la zona han sido colocadas 27 pantallas gigantes con una distancia de dos a tres metros entre sí.

La policía informó que 3.700 agentes y soldados se encargarán de la seguridad del evento.

Las actividades comenzarán el viernes con la vigilia y el acto de beatificación comenzará a las 10 (1600GMT) y se dividirá en tres intervenciones del cardenal Amato: lectura de la carta que designa beato a monseñor Romero, pasar por incienso las reliquias del arzobispo asesinado y la homilía.

Los alrededores de la plaza amanecieron con centenares de vendedores de recuerdos: camisetas, llaveros, bolsas, brazaletes y tazas con precios promedio de entre dos y cinco dólares. También se venden copias de documentales y películas inspiradas en la vida de Romero.

Raúl Julia, hijo del actor del mismo nombre que representó al arzobispo en la película "Romero" de 1989, dijo a The Associated Press que participará en el acto como invitado especial del gobierno junto a los productores Lawrence Mortorff y Chris Donahue.

"Yo vi por primera vez a mi padre en el set de *Romero*, por eso monseñor Romero marcó mi vida", expresó.

Las calles aledañas a la zona y fuera del perímetro de 5,6 kilómetros se han llenado de autobuses con peregrinaciones procedentes del interior del país y de Centroamérica.

El Ministerio de Turismo informó que 80% de los peregrinos ya se encuentra en el país y que los hoteles de la capital están ocupados en su totalidad. Los miles de visitantes podrían generar ingresos por 31 millones de dólares.

Publicidad

Publicidad