VATICANO Internacionales -  9 de agosto 2015 - 10:22hs

El papa Francisco recuerda el horror de las bombas atómicas

El papa Francisco afirmó que la detonación de bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki hace 70 años constituye "una advertencia permanente a la humanidad" sobre la necesidad de rechazar la guerra y prohibir las armas de destrucción masiva.

Durante la tradicional bendición dominical, el pontífice recordó la detonación de las armas atómicas como "un hecho trágico que todavía despierta horror e indignación".

Agregó que los ataques a las ciudades japonesas se han convertido en un símbolo del poder destructivo de la humanidad cuando se distorsionan la ciencia y la tecnología.

Estados Unidos lanzó las dos bombas atómicas en dos fechas distintas en agosto de 1945, desencadenando una destrucción sin precedente que mató a más de 200.000 personas y dejó a los sobrevivientes con heridas físicas y secuelas sicológicas. Nunca antes ni después se lanzaron bombas atómicas contra civiles.