Colombia Internacionales -  27 de agosto 2015 - 10:18hs

FARC arremete contra "congresito" que refrendaría acuerdo de paz en Colombia

La guerrilla comunista de las FARC arremetió el miércoles contra el plan del gobierno de Colombia de crear un "congresito" o comisión legislativa que refrende un eventual acuerdo de paz, al cumplirse tres años de la firma del acta que puso en marcha el proceso de paz.

"Toda iniciativa por fuera de la agenda pactada o de los acuerdos ya alcanzados (entre las FARC y el gobierno), constituiría la mejor fórmula para echar por la borda, anticipadamente, el trabajo realizado de mutuo acuerdo por ambas partes" en las negociaciones de paz de La Habana, dijo a la prensa el jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez.

"A fecha de hoy y a pesar de nuestras sucesivas reclamaciones, el Gobierno aún no ha expuesto en la Mesa de La Habana cuál es el contenido del paquete legislativo, ya anunciado a la prensa, con el que se dice que se pretende elevar a rango de norma constitucional lo acordado" en La Habana, añadió Márquez.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, propuso el 13 de agosto la creación de un "congresito" o comisión legislativa dedicada a refrendar un futuro acuerdo de paz con las FARC, si culminan exitosamente las negociaciones de paz, iniciadas el 19 de noviembre de 2012.

Santos descartó otros mecanismos para refrendar un acuerdo que ponga fin al conflicto armado interno de medio siglo, incluida una asamblea constituyente, como lo piden las FARC, o un referendo, que el propio mandatario impulsaba inicialmente.

Al explicar su propuesta del "congresito", que ha levantado polémica en Colombia, Santos expresó que éste será "una especie de comisión legislativa especial creada por el Congreso" para validar los acuerdos de paz.

Márquez indicó que la propuesta del "congresito" no ha sido tratada en La Habana, por lo que Santos no estaría "respetando" el "Acuerdo General" suscrito por las FARC y el gobierno colombiano en La Habana el 26 de agosto de 2012, bajo auspicio de Noruega y Cuba, que fijó la agenda de paz y dio inicio formal a las negociaciones de paz.

"Nuestra preocupación al oír las propuestas que el Gobierno hace en Bogotá y no en La Habana, es que no se estarían respetando las reglas suscritas frente a Garantes (Noruega y Cuba) si se realizaran ajustes institucionales sin acuerdo previo.

El gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han consensuado hasta ahora tres de los seis puntos de la agenda, además de la creación de una Comisión de la Verdad y el inicio de un plan piloto de desminado.

Actualmente ambas partes discuten sobre reparación a las víctimas y justicia por los crímenes cometidos a lo largo del conflicto.