EFE

Miles de ucranianos se zambullen hoy en las gélidas aguas de lagos y ríos por todo el país con la esperanza de expiar sus pecados, curar enfermedades o simplemente demostrar su valentía con ocasión de la Festividad del Bautismo de Cristo.