EEUU Internacionales -  9 de febrero 2017 - 11:06hs

Los centros de planificación familiar Planned Parenthood en cifras

La gran organización de planificación familiar estadounidense Planned Parenthood, que acaba de cumplir 100 años, es el objetivo de una medida legislativa republicana en estudio que quiere prohibir toda financiación federal a los centros que practican interrupciones voluntarias de embarazo (IVE).

Planned Parenthood (PP) afirma que las IVE sólo representan el 3% de sus actos médicos y que esos recortes de financiación pueden amenazar el acceso a la atención ginecológica y a la medicina preventiva de sus 2,5 millones de usuarios.

. 650 centros médicos en todo Estados Unidos (sitio PP).

. 2,5 millones de pacientes, de los cuales 1,5 millón se benefician "de un tipo de seguro médico-federal" como los programas de cobertura sanitaria gubernamentales para la gente con bajos ingresos Medicaid o Title X. Si el proyecto legislativo se adopta, los beneficiarios de esos programas no podrán ir más a los centros de PP.

. Un presupuesto de 1.300 millones de dólares anuales, de los que el 43% procede de fondos gubernamentales (federales y locales).

. Una presencia en América Latina y en África a través de asociaciones o de centros médicos locales para proporcionar anticonceptivos y acceso a las IVE "en seguridad", "donde son legales".

. Actas médicas: 31% anticoncepción, 45% prevención y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, 7% prevención de cáncer, 3% IVE y 14% otros.

. En 2014, el 15% de los pacientes de Planned Parenthood eran negros y el 23% latinos.

. El 54% de los centros Planned Parenthood se encuentra en las zonas rurales o que atraviesan una insuficiencia de infraestructuras médicas y de profesionales.

. En 2013, antes de un endurecimiento legislativo (ley HB2), había 40 centros que practicaban la IVE en Texas. Desde entonces han cerrado 21.

. Tras la exclusión de Planned Parenthood de un programa público de financiación de planificación familiar del estado de Texas, un estudio universitario publicado en el New England Journal of Medicine constató que dicha ley se tradujo en "un incremento desproporcionado de la tasa de nacimientos en las mujeres cubiertas por Medicaid", el programa federal de seguros sanitarios para la gente con bajos ingresos. "Es probable que muchos de esos embarazos no fueran deseados".

. En el condado de Scott, en el estado de Indiana -del que el vicepresidente Mike Pence, feroz adversario del aborto, fue gobernador- un centro de Planned Parenthood que hacía pruebas del VIH cerró por falta de financiación.

El condado es objeto de una epidemia de VIH causada fundamentalmente por un aumento de la adición a los medicamentos opiaceos que, según los investigadores, podría haber sido evitada con una mayor entrega de jeringuillas y más pruebas de detección.