AFP

El Gobierno de Israel decidió el martes dejar de usar los detectores de metales que había instalado en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, después de que esas nuevas medidas de seguridad causaran un estallido de violencia con manifestantes palestinos.