AFP

La ciudad australiana de Sídney recibió a 2018 con una espectacular cascada arcoíris de fuegos artificiales, para celebrar la reciente legalización del matrimonio homosexual.