AFP

Desde la madrugada del sábado nutridas colas, custodiadas por militares con armas largas, se formaron ante supermercados caraqueños que fueron obligados a bajar sus precios tras fiscalizaciones a más de 200 establecimientos.