Roma Internacionales - 

Dieciséis migrantes bajan del "Diciotti" y 134 esperan el permiso de Italia

Dieciséis inmigrantes -once mujeres y cinco hombres- bajaron hoy del barco militar "Diciotti" en Catania por problemas de salud mientras que 134 adultos, la mayoría eritreos, esperan a bordo a que el Gobierno italiano les autorice el desembarco.

Llevan cinco días en el puerto de Catania (Sicilia, sur), adonde llegaron el lunes por la noche, y siguen esperando a que el ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, les deje bajar.

Hoy, pudieron hacerlo 16 personas que fueron trasladadas al hospital Garibaldi de Catania para ser atendidos por problemas de salud.

Los técnicos de la Oficina de Sanidad marítima de esa ciudad siciliana realizaron hoy exámenes médicos a los 150 inmigrantes que seguían a bordo del barco y certificaron que había 16 que debían bajar para ser atendidos por personal sanitario especializado.

El Ministerio del Interior confirmó la noticia y no dio más detalles, aunque medios italianos explicaron que las mujeres fueron ingresadas en el departamento de ginecología.

Allí, se sometieron a controles ya que "todas habían sido violadas en repetidas ocasiones en Libia", tal y como reveló la eurodiputada del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Michela Giuffrida, que estuvo hoy en el barco.

Los cinco hombres presentaban síntomas de enfermedades, tres de ellos, tuberculosis, y dos, pulmonía.

El miembro de la Cruz Roja en Catania Stefano Principato indicó a la cadena pública Rai que los equipos sanitarios que esperan en el puerto entregaron hoy material médico y de limpieza a los inmigrantes y al resto de la tripulación para que puedan mantener un nivel de higiene, dado que las condiciones a bordo son "precarias".

Y es que los 134 adultos que quedan, llevan diez días en el barco y la mayoría están exhaustos y confusos, según denunciaron ONGs como Médicos Sin Fronteras.

El barco "Diciotti" se hizo cargo el 16 de agosto de 177 inmigrantes en el Mediterráneo y permaneció cinco días en el mar, hasta que el 20 de agosto por la noche atracó en el puerto de Catania, pero Salvini, líder de la ultraderechista Liga, no les permitió descender.

El 22 de agosto pudieron bajar 27 menores, de edades entre los 14 y los 17 años, y hoy han podido hacerlo 16 adultos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) instó hoy a la Unión Europea (UE) a salvaguardar los principios humanitarios y a permitir urgentemente el desembarco de los inmigrantes del "Diciotti".

Y en Italia, el líder del PD, Maurizio Martina, afirmó en las redes sociales que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, debe comparecer en el Parlamento para responder a las preguntas de la oposición en relación al "secuestro" que está practicando el Ejecutivo italiano.

De forma paralela, el fiscal de la ciudad de Agrigento (Sicilia, sur), Luigi Patronaggio, viajó hoy a Roma para conversar con funcionarios del Ministerio del Interior y miembros de la Guardia Costera, y conocer la evolución de la situación de los inmigrantes.

La Fiscalía podría estar investigando si se han cometido delitos de detención de personas y arresto ilegal, e incluso abuso de poder, según informan los medios italianos, aunque no hay confirmación oficial sobre ello.

Fuentes del Ministerio del Interior italiano aseguraron que no está previsto que el fiscal interrogue al ministro Salvini y han insistido en la voluntad del Gobierno de seguir manteniendo a esas personas a bordo hasta que los países europeos acuerden una solución de reubicación.

Algunas informaciones aseguran que a las peticiones de desembarco de la oposición y de organizaciones internacionales se ha sumado una carta que la Guardia Costera ha enviado al Ministerio del Interior y en la que pide el desembarco inmediato de los inmigrantes y de la tripulación porque la situación a bordo es insostenible.

Salvini afirmó el viernes en un programa de radio de la cadena pública Rai que baraja la posibilidad de identificar, a bordo del barco, a los potenciales solicitantes de asilo, "que son una minoría", y diferenciarlos de los inmigrantes irregulares.

Un día antes, el jueves, dijo en las redes sociales que todos los adultos del barco "Diciotti" son "ilegales".

FUENTE: EFE

En esta nota: