AFP

El extremista de ultra derecha que el viernes perpetró un baño de sangre en dos mezquitas de Nueva Zelanda, donde mató a balazos a 49 fieles, fue presentado el sábado ante un tribunal de la ciudad de Christchurch donde se lo inculpó por asesinato.