AFP

El sacerdote chileno Tito Rivera, acusado de violar a un hombre en la Catedral de Santiago, se defendió el lunes y afirmó que “existe un número considerable de homosexualidad” en la iglesia de la que forma parte.