Corea del Norte Internacionales -  30 de abril 2019 - 10:10hs

Corea del Norte acusa a Pompeo de tener ideas "insensatas y peligrosas"

Un alto responsable norcoreano acusó el martes al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de tener "ideas insensatas y peligrosas" y advirtió a Washington sobre un resultado "indeseado" si no ajusta su posición sobre las sanciones económicas.

El diálogo entre Pyongyang y Washington se tensó desde que la segunda cumbre de Trump con el líder norcoreano Kim Jong Un, en Hanoi en febrero, terminara sin resultados sobre la desnuclearización de la península.

Pyongyang ya pidió que se apartara a Pompeo de las negociaciones con Washington sobre el programa nuclear.

En una entrevista con CBS la semana pasada, Pompeo dijo que EEUU podría "cambiar de posición" si Kim no acude a la mesa de negociaciones con una propuesta "real" sobre el abandono por parte de Corea del Norte de su arsenal nuclear.

El martes, la viceministra de Relaciones Exteriores norcoreano, Choe Son Hui, dijo que los comentarios de Pompeo eran "ideas insensatas y peligrosas que implican derribar nuestro sistema por vía militar".

"Nuestra resolución en materia de desnuclearización sigue intacta y lo haremos cuando llegue el momento", declaró citada por la agencia oficial norcoreana KCNA.

"Pero sólo será posible si Estados Unidos reformula su cálculo actual", añadió. Si "no ajusta su posición antes de la fecha límite que propusimos, se enfrentarán a un resultado indeseado", agregó sin más precisión.

En un discurso el 12 de abril ante el parlamento norcoreano, Kim dijo estar dispuesto a reunirse con el presidente estadounidense una tercera vez con la condición que Washington llegue a la mesa de negociación con "la buena actitud".

"Esperaremos con paciencia hasta fin de año para que Estados Unidos tome una decisión valiente", había agregado.

Pyongyang también criticó al asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton, de ser responsables del fracaso de la cumbre de Hanoi por haber "creado una atmósfera hostil y de desconfianza". El verano pasado, Corea del Norte denunció sus "métodos de gángster".

Kim se reunió la semana pasada con el presidente ruso Vladimir Putin en Vladivostok en una primera cumbre en la que se quejó por la "mala fe" de los estadounidenses en la crisis nuclear.