AFP

En Isla Mono, una empobrecida isla fluvial de Colombia, no hay médicos ni hospitales; para traer al mundo a los bebés, las familias cuentan con la ayuda de Marciana Caycedo, la única partera tradicional del lugar, que tras décadas de oficio asegura estar cansada. Pero no puede retirarse porque sus vecinos solo cuentan con ella.