AFP

El “Empress of the seas” se convirtió el miércoles en el último crucero propiedad de una empresa estadounidense en atracar en puerto cubano, luego de que la administración del presidente de Estados Unidos Donald Trump impusiera nuevas sanciones contra Cuba.