EFE

Lejos de dejarse amedrentar por la disputa comercial con Washington, las empresas de la ciudad sureña de Guiyang, el incipiente 'Silicon Valley' chino, ven la guerra comercial como una "oportunidad" para que China sea independiente desde el punto de vista tecnológico.