AFP

Cerca de 200 personas murieron en el sur de Asia debido a las inundaciones y aludes provocados por las lluvias torrenciales del monzón, según un nuevo balance realizado el martes por las autoridades de los países afectados.