AFP

Un atentado suicida reivindicado por el grupo Estado Islámico dejó más de 60 muertos y más de 180 heridos el sábado por la noche en una fiesta matrimonial en Kabul, el peor ataque en meses en la capital afgana, en momentos en que la población aguarda un acuerdo entre los talibanes y Estados Unidos.