Argelia Internacionales -  27 de septiembre 2019 - 16:25hs

Miles de argelinos rechazan las elecciones propuestas por el poder

Miles de argelinos se manifestaron hoy por trigésimo segundo viernes consecutivo en rechazo a la celebración de las elecciones presidenciales del próximo 12 de diciembre bajo el auspicio del actual Gobierno, consideradas una puerta abierta al antiguo régimen.

Bajo un importante despliegue de las fuerzas de seguridad, la marcha en la capital argelina estuvo marcada desde primera hora por la detención de numerosos manifestantes, cuyo número todavía se desconoce.

Una de sus principales reivindicaciones fue la liberación de los presos de opinión, entre los que se encuentran destacadas figuras del "Hirak" (Protestas) como Karim Tabbou, detenido por segunda vez en menos de dos semanas y condenado ayer a prisión provisional por un supuesto delito de "atentado contra la moral del Ejército".

Junto a él, otras dos conocidas personalidades, Samir Benlarbi y Fodil Bumala, fueron detenidos por la policía secreta y condenados a prisión preventiva por el mismo motivo.

"Son militantes de la democracia, no están aquí para perjudicar al país sino para aspirar a una Argelia mejor. Me parece irresponsable llevar a cabo arrestos arbitrarios", dijo a Efe el presidente del Colectivo de Padres de Detenidos de Opinión, Arezki Challal.

"¿Cómo un ejército tan fuerte y profesional como el argelino puede ver afectada su moral por las declaraciones de un simple activista?", se preguntó Challah en tono irónico, al tiempo que acusó al régimen de "inventar" cargos contra los prisioneros.

A pesar del rechazo popular a la consulta, un total de 80 aspirantes anunciaron hasta ayer su intención de concurrir a la carrera presidencial según la Autoridad Nacional Independiente de las Elecciones (ANIE).

Entre los candidatos se encuentran dos exprimer ministros durante el periodo del dimitido presidente Abdelaziz Buteflika, Ali Benflis y Abdelmadjid Tebboune

Benflis, de 75 años y fundador del partido "Taliat al Huriat" (Vanguardia de libertades) fue el principal adversario de Buteflika en las elecciones de 2004 y 2014; mientras Tebboune, de 72 años, tan sólo ocupó el puesto durante tres meses en 2017.

"Fue un shock cuando vi a Tebboune, es la prolongación del quinto mandato de Buteflika, nada va cambiar", declaró a Efe Rima Dadali, estudiante en Ciencias del Lenguaje.

Por su parte, el jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaod Salah, advirtió este jueves que todo "obstáculo" al proceso electoral recibirá una "sanción justa y rigurosa, incluso disuasoria, conforme a la ley".

Días antes, Amnistía Internacional (AI) denunció un contexto de "represión creciente" en el país e instó al Gobierno a poner fin a las detenciones "arbitrarias" que han llevado a prisión a decenas de manifestantes.

Argelia es escenario de manifestaciones populares masivas todos los viernes y martes desde que el pasado 22 de febrero y desde entonces Tabbou participaba junto al pueblo en las marchas masivas y su arresto provocó una ola de indignación tanto en el país como en el extranjero.

El movimiento se puso en marcha en febrero cuando un grupo de jóvenes desafiaron a las fuerzas de seguridad y salieron a las calles para oponerse a un quinto mandato del entonces presidente, Abdelaziz Bouteflika, gravemente enfermo desde 2013.

Forzado a dimitir por las protestas y por la presión del Ejército, fue sustituido por el presidente del Senado, Abdelkader Bensalah, quien asumió la jefatura del Estado con el compromiso de convocar presidenciales en un plazo de 90 días.

Bensalah, que al igual que Gaid Salah accedió a su cargo como presidente del Senado al inicio de la segunda legislatura de Bouteflika (2004-2009), eludió, sin embargo, el mandato y se mantiene al frente del Estado pese a las dudas legales que ello suscita.

En esta nota: