EFE

La Fiscalía holandesa acusa a un hombre de 58 años de "privar de libertad" a un padre y a sus seis hijos durante casi una década, en la que estuvieron encerrados en una granja del norte de Holanda, a cinco kilómetros del pueblo más cercano, rodeada de grandes árboles y apenas visible a vecinos y autoridades.