AFP

El gobierno británico de Boris Johnson, que consiguió el hito histórico de lograr la aprobación del Brexit, hace oídos sordos a la campaña de los más entusiastas para hacer sonar las campanas del Big Ben londinense en la noche del 31 de enero, cuando el Reino Unido abandone la Unión Europea.