AFP

El papa Francisco recibió el viernes en el Vaticano al nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, en una audiencia privada particularmente larga marcada por la cordialidad y en la que hablaron de la pobreza y la deuda que flagela a ese país sudamericano.