AFP

El nuevo coronavirus dejó sin clases a unos 300 millones de estudiantes en el mundo y llevó a nuevos anuncios de cuarentenas el jueves, en una espiral que reocupa cada vez más al planeta y amenaza la economía mundial.