AFP

La histórica caída de los precios del petróleo y el temor a un freno generalizado de la economía por el coronavirus arrastraron el lunes las bolsas a una jornada negra, con importantes caídas en índices de todo el mundo.