AFP

El cardenal George Pell, en su día uno de los prelados más poderosos del Vaticano, salió de la cárcel el martes después de que el Tribunal Superior de Australia anulara en apelación sus condenas históricas por pederastia.