EFE

El Gobierno italiano ha declarado que sus puertos no son seguros para el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo central debido a la emergencia del coronavirus, que ha dejado en el país más de 16.000 fallecidos.