AFP

En un laboratorio del norte de Pekín, poseen quizás el esperado antídoto contra el nuevo coronavirus. Aunque aún no está autorizado, ya lanzaron la producción de la vacuna, mientras realizan los ensayos clínicos.