El presidente francés, Emmanuel Macron, defendió ante su homólogo chino, Xi Jinping

EFE

El presidente francés, Emmanuel Macron, defendió ante su homólogo chino, Xi Jinping "una respuesta internacional fuerte" a la pandemia de coronavirus con "un marco multilateral basado en reglas definidas en común".

En una conversación telefónica entre los dos mandatarios, Macron presentó a Xi sus tres prioridades para esa acción internacional que considera necesaria en un momento en que constata un aumento de las tensiones en el mundo, explicó el Elíseo en un comunicado en la noche del viernes al sábado.

Publicidad

En el terreno de la salud, subrayó que lo primero es luchar contra la epidemia con un enfoque "cooperativo, transparente y basado en la objetividad científica".

Por eso afirma el papel "central e ineludible" de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y pone en evidencia sus diferencias con Donald Trump, que la semana pasada anunció que Estados Unidos rompe su relación con ese organismo porque considera que ha gestionado mal la crisis de la COVID-19 al creerse en exceso las informaciones ofrecidas por Pekín.

Publicidad

Macron se fijó también como objetivo la concreción práctica rápidamente de la moratoria sobre la deuda de los países africanos sobre la que hubo un acuerdo de principio en el G20, para así establecer "las próximas etapas indispensables de la solidaridad" con ese continente frente a la crisis.

Por último, vinculó las cuestiones sanitarias con la protección del medio ambiente y mostró su voluntad de concertarse con Pekín para fijar "una agenda concreta y a la altura de los desafíos" con vistas a la COP15, la conferencia sobre la biodiversidad prevista en China, y a la COP26, la conferencia sobre el clima que se debe celebrar en Escocia en 2021.

Publicidad

Publicidad