La mayoría de los centros comerciales de Uruguay reabrieron sus puertas el martes bajo un estricto protocolo sanitario, en otro paso hacia la "nueva normalidad" y mientras el país sigue achatando la curva de contagios de covid-19.