AFP

Diana Angola luchó para no morir a los 36 años y con su hijo en el vientre. Contagiada con COVID-19, los pulmones a media marcha y en coma inducido, dio a luz a Jefferson. Y lo que más asombra a los médicos es que esté viva.