AFP

Las autoridades chinas movilizaron al ejército el martes para intentar frenar las inundaciones que ya han causado más de 140 muertos o desaparecidos en el cuenca del río Yangtsé, donde no se producían precipitaciones de este tipo desde hacía casi 60 años.