AFP

El cuerpo de ballena gigante de 23 metros apareció en una playa de Indonesia sin que se supiera cómo murió. Curiosos acudieron a la costa para acercarse nadando mientras las autoridades deciden qué hacer con el enorme animal marino.