AFP

Italia inauguró ayer lunes, el nuevo puente de Génova (noroeste), dos años después de que se derrumbara el antiguo dejando 43 muertos, en una ceremonia que no contó con los familiares de las víctimas al considerarla inadecuada.