Las cifras difundidas el domingo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea elevó el total de casos a nivel nacional a 15.318 incluidas 305 muertes

AP

Corea del Sur informó de 279 casos nuevos de coronavirus en el mayor incremento registrado en un solo día desde principios de marzo en medio de los crecientes temores de que ocurra un brote a gran escala en la capital y su región metropolitana.

Las cifras difundidas el domingo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea elevó el total de casos a nivel nacional a 15.318 incluidas 305 muertes.

Publicidad

El número de casos nuevos es el más alto desde los 367 informados el 8 de marzo, cuando el país dedicaba sus instrumentos y personal de salud pública a controlar el brote en una región del sur con menor densidad de población.

Los centros dijeron que 253 nuevos casos correspondieron a la zona metropolitana de Seúl, de 26 millones de habitantes y donde las autoridades han tenido dificultades para contener las infecciones vinculadas a iglesias, asilos, escuelas, restaurantes y vendedores que van casa por casa.

Publicidad

Los contagios también se registraron en otras ciudades importantes como Busan y Daegu, que fue el epicentro de la crisis previa a finales de febrero y marzo, cuando centenares de casos nuevos se informaban todos los días.

El resurgimiento del COVID-19 en una región con 10 veces más población que Daegu es un rudo despertar para un país que pretende presumir sus avances conseguidos a pulso contra el virus.

Hay preocupaciones de que la propagación pudiera empeorar después de que manifestantes antigubernamentales se reunieran el sábado en Seúl a pesar de las peticiones de las autoridades de que se quedaran en casa.

En otras partes de la región de Asia-Pacífico, el estado de Victoria, en Australia, informó el domingo de 16 muertes por COVID-19 y 279 nuevas infecciones, cifras que marcan en una tendencia descendente respecto de la semana pasada.

El premier estatal Daniel Andrews dijo que las muertes más recientes incluyen personas de alrededor de 70, 80 y 90 años, 11 de los cuales estaban en un asilo.

Andrews manifestó un “cauteloso optimismo” de que el estricto confinamiento en Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, y en las zonas rurales de Victoria, estén contribuyendo a aplanar la curva de los contagios.

Por su parte, India se acercaba el domingo a los 50.000 decesos tras reportar 944 muertes en las últimas 24 horas. El país tiene ahora el cuarto lugar con más muertes, detrás de Estados Unidos, Brasil y México, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Los contagios confirmados en la India alcanzaron los 2,58 millones, y su tasa de recuperación supera el 70%. El primer ministro Narendra Modi dijo el sábado que tres vacunas se encuentran en diferentes fases de prueba y que la producción en masa comenzará tan pronto como los científicos den luz verde.

En Nueva Zelanda, las autoridades informaron 13 nuevos casos de coronavirus, incluidos 12 relacionados con un brote en la ciudad de Auckland descubierto el martes. Este brote hizo que las autoridades volvieran a poner dos semanas de cuarentena a la ciudad más grande del país. Hasta ahora se han confirmado 49 infecciones. Nueva Zelanda había pasado 102 días sin contagios. Las autoridades creen que el virus llegó del extranjero, pero no han podido averiguar cómo.

Publicidad

Publicidad