Acusan de racismo a republicanos que pronuncian mal Kamala

AP

En la última noche de la Convención Nacional Demócrata, la actriz Julia Louis-Dreyfus y el exaspirante a la presidencia Andrew Yang pronunciaron mal el nombre de “nuestro vicepresidente actual”. ¿Se llama “Mika Pints?”. “¿Paints?”. Tal vez “Ponce”, dijo Yang.

“Un nombre extranjero raro”, replicó Louis-Dreyfus.

Publicidad

“Si, no suena muy estadounidense”, acotó Yang.

La presentación fue una sátira con un mensaje claro de los demócratas: Cuando los republicanos, incluidos Donald Trump y Mike Pence, pronuncian mal el nombre de pila de su candidata a la vicepresidencia Kamala Harris no solo incurren en una falta de respeto, sino también en una manifestación de racismo.

Publicidad

El presidente Trump, su vice Pence y la presidenta del Comité Nacional REpublicano Ronna McDaniel han pronunciado mal el nombre Kamala, acentuándolo en la segunda A, no en la primera, como corresponde.

Los partidarios de Harris dicen que es parte de una campaña intencional para pintar a Harris --quien es hija de inmigrantes-- como alguien que no debería acceder a la plana mayor de la política estadounidense. La mala pronunciación de su nombre se suma a una serie de cuestionamientos que incluyen memes racistas y sexistas y que plantean dudas acerca de si Harris, nacida en California, está habilitada para ser vicepresidenta porque su madre es de la India y su padre jamaiquino. (Expertos en temas legales y constitucionales dicen que no hay duda alguna de que está habilitada).

“Es un esfuerzo por hacerla quedar mal”, dijo Fatima Goss Graves, presidenta del National Women’s Law Center Action Fund. “Está pensado para marcar diferencias”.

No es la primera vez que se pronuncia mal el nombre de un político y el propio aspirante demócrata a la presidencia Joe Biden tropezó al presentar a su compañera de fórmula, aunque se corrigió de inmediato.

Los partidarios de Harris, no obstante, dicen que hay una diferencia entre quien comete un error involuntario y quienes pronuncian mal su nombre a propósito o no muestran el menor interés en corregirse.

En el prólogo de su biografía, Harris cuenta que su nombre quiere decir “flor de loto” y que es un símbolo de la cultura india. “Una flor de loto crece bajo el agua y la flor sale a la superficie, mientras las raíces se mantienen firmes en el fondo del río”, escribió Harris.

Cuando se postuló por primera vez para el Senado, su campaña produjo un video con niños pequeños que muestran cómo se debe pronunciar su nombre.

Los demócratas dicen que ya no hace falta presentar a Harris, especialmente a sus rivales republicanos. Harris fue durante siete años fiscal general de California antes de llegar al Senado en el 2016. Desde entonces, acaparó titulares con duros interrogatorios a figuras nombradas por Trump y aumentó su estatura con su postulación a la presidencia.

Ya antes de que se postulase al Senado Trump sabía quién era. Después de todo, donó dinero a su campaña para fiscal general en el 2014.

Sin embargo, Trump sigue pronunciando mal su nombre, lo mismo que sus aliados.

El abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, habló de “Pamela” Harris durante una reciente presentación en Fox News. Pence pronunció mal su nombre varias veces durante una presentación en Iowa la semana pasada, en la que dijo que la elección de noviembre no es para optar entre republicanos y demócratas o entre conservadores y liberales.

“Lo que hay que decidir es si Estados Unidos sigue siendo Estados Unidos”, expresó. Acto seguido pronunció mal el nombre de Harris.

El vicepresidente pronunció bien su nombre en una presentación en Fox News el viernes, horas después de la sátira de Louis-Dreyfus y Yang.

El conductor de Fox News Tucker Carlson se agitó cuando un invitado lo corrigió la semana pasada luego de pronunciar mal el hombre de Harris. “¿Y qué?”, respondió, volviendo a pronunciarlo mal y quejándose de que los liberales se han puesto muy sensibles.

Mucha gente, especialmente de minorías, ha pasado por la misma experiencia de Harris ya que sus nombres son mal pronunciados constantemente, según Goss Graves, a quien con frecuencia también la pronuncian mal su nombre, Fátima.

Pero acotó que es algo muy distinto cuando una persona es candidata a la vicepresidencia y sus colegas y miembros de la prensa pronuncian mal constantemente su nombre. O no se interesan en corregirse.

“Cuando te postulas a los niveles más altos del gobierno, es de esperar que te traten con dignidad y respeto”, manifestó.

Publicidad

Publicidad